Etiqueta: ciclismo (página 1 de 20)

Asfaltado moderno

El pasado sábado, día en que salí solo con mi bicicleta de carretera, tuve tiempo para pensar. Seria por que iba sin el habitual compañero que no deja de hablarte  o por que  tenía uno de aquellos momentos en que te vienen pensamientos y más pensamientos, de todo tipo, mientras van pasando los kilómetros en el llano.

No se porqué será pero en las subidas no tengo tanta ocasión de pensar y debatir conmigo mismo 🙂 . Solo puedo  concentrarme en lo que está por venir, en la respiración y en el lento sube y baja de mis pies. ¿A ti te pasa lo mismo?.

Pues bien, pensando, pensando, fui dándome cuenta de un hecho del que me había percatado ya anteriormente pero al que, por lo que sea, no le había dado tanta importancia, el tema del asfaltado moderno. Seguir leyendo

Alberto Contador Tres sueños cumplidos

portada del libro Alberto Contador Tres sueños cumplidos

Alberto Contador Tres sueños cumplidos

Hacía ya tiempo que deseaba acercarme a la persona de Alberto Contador, aunque tenía que respetar uno de los principios que me auto impongo, no leer biografías de corredores en activo. Por ese motivo tuve que esperar a su retirada para poder leer el libro que Juanma Muraday hace de él en Alberto Contador Tres sueños cumplidos.

Una vez concluida la Vuelta a España de 2017 podía empezar a saber más de un ciclista al que he podido seguir en vivo a lo largo de su carrera. 

La obra se estructura en capítulos agradables de leer por su longitud y redacción. A lo largo de estos capítulos el autor nos va contando los principales aspectos del Alberto Contador persona y del Alberto Contador ciclista. 

Por ejemplo, del Alberto Contador persona sabemos del grave problema que sufrió en 2004 a consecuencia de un cavernoma cerebral congénito, conocemos los aspectos más destacados de su personalidad basada en una fuerte autoconfianza en si mismo o de la voluntad, una vez retirado, de colaborar en la difusión de esta problemática y de seguir ligado a su deporte mediante la Fundación Contador. Seguir leyendo

Trampas en el control de firmas

Actualmente en las Brevets que se organizan, y que afortunadamente mantienen ese espíritu no competitivo que las cicloturistas parece que han perdido, el sistema de control de paso a que están sometidos los participantes es el de sellar su carné en los diferentes puntos de verificación.

Aparentemente el sistema parece ideal para el número y ritmo de los ciclistas que van pasando por los puntos de control, no en grandes grupos sino de forma dispersa, gota a gota, a lo largo de varias horas.

Pues ahora vayamos al pasado, a más de 100 años, para situarnos en los primeros Tour de Francia. Concretamente , vayamos a 1905, a la tercera edición de un joven Tour que partía de París con 60 corredores. Curiosamente, para evitar trampas, en forma de subirse a un tren o un coche, se estableció un sistema parecido al de las Brevets y en el que los ciclistas debían de parar, firmar en la correspondiente casilla con su nombre y volver a partir.

Louis Trousselier ganador Tour 1905

Louis Trousselier

A priori, ¿le ves algún problema para que Louis Trousselier, René Pottier, Hippolyte Aucouturier o Lucien Petit-Breton, entre otros, dejaran su firma en el control? Yo también creía que no.

Aún sabiendo que en este caso se trataba de una carrera profesional, en la que tiempo o posición eran importantes, y podían haber empujones o codazos si llegaban en un grupo suficientemente grande para colapsar el control, no pensaba en que los participantes pudieran hacer alguna triquiñuela que  permitiera ganar tiempo. Pero me equivocaba, llamadme ingenuo si queréis, pero no fui capaz de imaginar ninguna de las dos “técnicas” para perjudicar al o a los que te seguían en la cola que acabaron usando.

 

 

Veamos cuales eran las dos “técnicas” para ganar tiempo.

Una de ellas era romper la pluma con la que habían firmado.  De esta forma el que seguía tenia que empezar a buscar una nueva para poder hacerlo. Según dicen Louis Trousselier era conocido por esa peculiar habilidad en romper plumas.

Huella dactilar, un sistema con el que era más difícil hacer trampas en el control de firmas del TourPero,  “hecha la Ley, hecha la trampa” , o mejor dicho ” hecha la trampa, busquemos soluciones”. Y la solución que algunos idearon fue la de firmar con el dedo, dejando así su huella dactilar en la hoja de control. Única e  irrepetible. Perfecto tema solucionado. Pero no, entonces inventaron una nueva  manera de complicarle el tema a los jueces .

Esta segunda opción era derramar “involuntariamente” el tintero sobre las hojas de firma que debían de usar los que venían detrás.

Menuda pandilla, ¿no?

Parece ser que al final la solución que adoptaron algunos participante fue la de la llevar un lápiz colgado del cuello, y ser así autónomos del todo.

 

Más información : Les petites histories de la Grande Boucle  Jean Damien Lesay. Editions Chistera

Otros tipos de trampas : los clavos  o el veneno .

Un saludo ciclista.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Los clavos del Tour

Tras el éxito de la primera edición del Tour de Francia, el año 1903, los corredores y el público esperaban con pasión la siguiente ronda. Unos por el dinero que representaba participar, y sobretodo ganar, y los otros por ver ganar a los corredores de su ciudad o departamento.

La primera edición había sido más o menos tranquila, pero ya aparecieron los clavos en las rutas por donde habían de pasar los cilclista, y que serían también una desagradable costumbre en 1904 y 1905. Entre trampas y clavos el Tour de 1904 fue tan escandaloso que  incluso el propio Desgrange llegó a decir “es el fin“. Seguir leyendo

Las duchas de Roubaix

Aproximadamente en el kilómetro veinte, o quizás en el treinta,  de este pasado domingo, todavía en el llano y casi recién iniciada la correspondiente salida por carretera con los compañeros del club del Papiol, un compañero, que sabe de mi pasión por los detalles del ciclismo, me preguntó  ” ¿tu sabes cómo son las duchas de Roubaix?. Ni idea le respondí,  qué tienen de especial.  Me miró y me dijo, “busca, busca en internet, que vale la pena“.

Y así lo hice . Seguir leyendo

Antiguas entradas