Etiqueta: ciclismo de carretera (página 1 de 17)

Bahamontes abandono tour 1957

Bahamontes abandono tour 1957

F.M Bahamontes
Imagen: Getty Images

El Tour de 1957 se caracterizó por varias cosas, por ejemplo ser el primero de los cinco Tours que ganó Jacques Anquetil, las trece victorias de etapa de Darrigade y el muy poco habitual abandono de un gran campeón en una competición de alto nivel.

Y, ¿quién fue ese ciclista que tuvo que abandonar? Pues nada más y nada menos que el Águila de Toledo, Federico Martín Bahamontes.

¿Qué pasó?

Cuentan las crónicas que esto sucedió en el Tour de 1957, en la octava etapa, la que partía de Besançon y finalizaba en Tholon-les-Bains. En un momento inesperado Bahamontes para de pedalear, baja de su bicicleta y se tira al suelo, en posición fetal , en un talud. No puede más, el dolor lo vence, y es incapaz de continuar. El motivo es una inyección de calcio mal administrada en uno de sus codos.

Dicen que Bahamontes se quitó sus zapatillas y las colocó bajo sus nalgas, dispuesto a aguantar las diatribas de su director Luis Puig. Abro un paréntesis para decir que en alguna otra fuente he leído que fue Jacques Goddet (director del Tour entre 1936 y 1987) quién se le acercó para tratar de reincorporarlo a la carrera.

En todo caso, en lo que si que coinciden las crónicas es que , uno u otro, trataron sin éxito de que volviera a subirse al sillín, diciéndole “Por tu madre ! No. Por tu mujer! No. Por el equipo! No. Por España!, No. Por Franco!, No:”

Ninguna de esas fórmulas sirvió para que Bahamontes recuperada la fuerza necesaria para continuar luchando por ese Tour que ganó Anquetil y en el que Jesús Loroño, con quién parece que Bahamontes no mantenía una gran relación, terminó quinto.

Me pregunto:

cuanto dolor debía de sentir Federico Martín Bahamontes para no continuar, Conociendo el carácter, no solo de él si no de los ciclistas profesionales en general, éste debía de ser muy grande. Con el estado de las carreteras en esos años y los cuidados y asistencia médica que debían de prestarse, no me extraña que a veces no hubiera otra opción que dejarlo correr.

Más información:

Crónica de la edición 1957

Otras versiones sobre quien habló con Bahamontes

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com

El dopaje según Tim Krabbé

Uno de los capítulos del libro de Tim Krabbé , la catorceava etapa, que comenté aquí recientemente, fue uno de los que más me llamó la atención. Y seguramente lo hizo por que  no me esperaba que un cicloturista, un deportista, hiciera un alegato tan descaradamente justificativo del dopaje en el ciclismo.

Argumentos justificativos del dopaje

Con argumentos  como;

  • “Si todos se dopan, lo que muchos ciclistas niegan indignados, pero que el informe de la USADA y otros escándalos sugieren firmemente, ¿entonces no tienen todos las mismas posibilidades?, Si todos engañan, entonces nadie engaña”.
  • “Si un corredor tiene una tasa natural de hematocrito de  42 y otro de 48, se  puede decir que tiene una desventaja injusta (corregible con EPO). Si alguien tiene una capacidad respiratoria innata superior a la media, y eso lo consideramos justo, porqué no tenemos que aceptar que tenga una tasa de hematocrito superior.
  • “Nunca fui admirador de Armstrong, pero hizo lo que hacía todo el mundo, solo que a mayor escala, de manera más astuta, mejor….. el hecho de que ganase siete Tours con juego sucio no cambia nada el hecho de que los ganó de manera justa.. “

Seguir leyendo

Puñaladas ciclistas

Para ganar una gran Vuelta, una carrera de una semana o incluso una carrera de un día hay que estar muy en forma, tener un buen equipo, una pizca de suerte, y amigos. O como mínimo evitar tener enemigos que  te den Puñaladas ciclistas.

Veamos un ejemplo práctico del por qué no es bueno tener gente rencorosa cerca de ti y  que te pueda hacerte perder, por ejemplo, un Giro.

El Giro de 1957.

Ese año de 1957 Louison Bobet estaba todavía en el cénit de su carrera profesional, tras haber ganador el Tour en 1953, 1954  y 1955, y la París-Roubaix en 1956. Su participación en el Tour de ese año no parecía del todo clara, Francia tenia un super equipo con Walkowiac, Darrigade, Baivin, Bergaud, Bouvet, Forestier, Mahé, Privat y Stabblinski, además de Anquetil, este último en su primer Tour y en pleno proceso de despegue hacía el éxito.

Louison Bobet decidió  hacer Giro y Tour, e intentar ganarlos como había hecho antes Coppi, pero viendo la dureza de la ronda Italiana y el hecho de que entre el final de la primera y el inicio de la segunda habían solo 3 semanas supeditó la decisión definitiva sobre su participación en el Tour a cómo se sintiera en el Giro. Seguir leyendo

Rutas en bicicleta la Mussara y más

Apenas sin tiempo de recuperarme de mi salida en solitario, ascendiendo a la Mussara (que os conté en este post), me llamó un amigo para decirme que le habían propuesto hacer una ruta por las comarcas del Baix Camp y el Priorat. Como la ruta era interesante, la compañía también y era mi último día de vacaciones dije que sí, aunque sabía que mis tres compañeros eran muy, pero que muy duros de pelar y que iba a sufrir de verdad.

En este caso el punto de partida fue la localidad de la Selva del Camp (Baix Camp), que  con una población cercana a los seis mil habitantes, nos recibía con un cielo claro y sin exceso de calor. A las ocho en punto de la mañana salíamos los cuatro ciclistas dirección al pueblo vecino de Vilaplana. Y la primera en la frente fue subir al Coll de la Batalla (468 m de altitud), un puertecillo corto pero que en frío ya me hizo subir las pulsaciones.

Ya en Vilaplana sabía lo que me tocaba …. subir los diez quilómetros que tiene la Mussara, no os voy a engañar, se me hizo largo, se me escaparon los compañeros y me adelantaron dos o tres ciclistas que venían por detrás. Pero llegué a la cima y acto seguido iniciamos un largo y maravilloso descenso hasta Mont-ral, que me permitió recuperarme e iniciar un sube -baja hasta Capafonts. Seguir leyendo

Rutas en bicicleta La Mussara

La ascensión a La Mussara, que forma parte de unas de las concurridas marchas cicloturistas que se hacen por estas zona del Baix Camp, era uno de los objetivos que tenía entre ceja y cejas para estas vacaciones. Y no me decepcionó.

Os explico de forma breve como fue el recorrido y sensaciones de esta ruta en bicicleta la Mussara. Salí del nivel 0, del nivel donde las olas del Mediterráneo rompen en la playa de Mont-roig del Camp, a las 4 de la tarde y con calor aunque la brisa marina ayudaba a que este fuera muy llevadero.

Ya al coger la N-340 dirección Tarragona tuve esa sensación de que las piernas me iban a responder y que podría gozar del paisaje y de la ruta. Tras unos ocho quilómetros, justo al entrar en Cambrils, me desvié a la izquierda dirección Vinyols i els Arcs. Carretera ancha, con circulación ya que los accesos a la AP7 y A7 están cerca. Una vez en esa localidad el objetivo es Riudoms, pueblo donde nació el más conocido arquitecto modernista Antoni Gaudí, y desde donde continuamos la ruta dirección les Borges del Camp. Llevamos ya 23 km con una ascensión suave, suave. Seguir leyendo

Antiguas entradas