El pasado sábado, día en que salí solo con mi bicicleta de carretera, tuve tiempo para pensar. Seria por que iba sin el habitual compañero que no deja de hablarte  o por que  tenía uno de aquellos momentos en que te vienen pensamientos y más pensamientos, de todo tipo, mientras van pasando los kilómetros en el llano.

No se porqué será pero en las subidas no tengo tanta ocasión de pensar y debatir conmigo mismo 🙂 . Solo puedo  concentrarme en lo que está por venir, en la respiración y en el lento sube y baja de mis pies. ¿A ti te pasa lo mismo?.

Pues bien, pensando, pensando, fui dándome cuenta de un hecho del que me había percatado ya anteriormente pero al que, por lo que sea, no le había dado tanta importancia, el tema del asfaltado moderno. Seguir leyendo