Categoría: Mis crónicas (página 1 de 15)

Explico aquí rutas que he realizado personalment en bicicleta de carretera o de montaña.

Los clavos del Tour

Tras el éxito de la primera edición del Tour de Francia, el año 1903, los corredores y el público esperaban con pasión la siguiente ronda. Unos por el dinero que representaba participar, y sobretodo ganar, y los otros por ver ganar a los corredores de su ciudad o departamento.

La primera edición había sido más o menos tranquila, pero ya aparecieron los clavos en las rutas por donde habían de pasar los cilclista, y que serían también una desagradable costumbre en 1904 y 1905. Entre trampas y clavos el Tour de 1904 fue tan escandaloso que  incluso el propio Desgrange llegó a decir “es el fin“. Seguir leyendo

Las duchas de Roubaix

Aproximadamente en el kilómetro veinte, o quizás en el treinta,  de este pasado domingo, todavía en el llano y casi recién iniciada la correspondiente salida por carretera con los compañeros del club del Papiol, un compañero, que sabe de mi pasión por los detalles del ciclismo, me preguntó  ” ¿tu sabes cómo son las duchas de Roubaix?. Ni idea le respondí,  qué tienen de especial.  Me miró y me dijo, “busca, busca en internet, que vale la pena“.

Y así lo hice . Seguir leyendo

Puy Dôme y sus secretos

La ascensión al Puy Dôme en el Tour de 1964 es recordada por la enconada lucha entre Raymond Poulidor y Jacques Anquetil. Una etapa con final en lo alto de este antiguo volcán, a 1415 metros, al que se llega tras once kilómetros, de  los cuales los cinco últimos tienen una pendiente del 13%.

El puerto del Puy Dôme arranca con Julio Jimenez y Federico Bahamontes, que en esos momentos no son candidatos a la victoria, en cabeza. Pero quienes darán ese día el espectáculo ante los 75.000 espectadores que llenan la carretera será Poulidor y Anquetil. Estos dos, codo con codo, no logran distanciarse entre ellos ni media rueda y a pesar de los gritos de ánimo del público, de Geminiani de un lado y de Magne del otro, aún puede oírse el asfixiante respirar de uno y otro corredores. Seguir leyendo

Que el Tour es un icono para Francia es más que evidente. Forma parte de su ADN y lo usan fantásticamente en su afirmación como país y en la promoción turística de los diferentes Departamentos por donde pasa.

Prueba de su fortaleza es que ha superado dos guerras mundiales, largas y duras, muy duras, que podrían haberlo enterrado definitivamente.

Pero no fue así, afortunadamente en ambos casos supieron sobreponerse al desastre y unir fuerzas para seguir adelante.

La guerra

El año 1939 representa el inicio del conflicto bélico cuando la Alemania nazi ataca primero a Polonia, en septiembre de ese año, y ocho meses después, en mayo inicia su ataque contra Bélgica, Holanda y Francia . En junio de 1940 París es ocupado, el gobierno de Vichy decide colaborar con el invasor y firma un armisticio con Alemania. A resultas de eso Francia queda partida en dos, mediante una línea que no puede franquearse sin autorización del ocupante. El Tour peligra. Seguir leyendo

Eugène Christophe más allá del dolor

Eugène Christophe es uno de los iconos ciclistas de esos primeros años del Tour, en concreto, y del primer ciclismo en general.  En su dilatada carrera ciclista, que se desarrolló entre 1904 y 1926 con la única interrupción de los tres años de la Primera Guerra Mundial, ganó 7 títulos de campeón de Francia de ciclocross, una Milán-san Remo, 2 Bordeaux-Paris y un Paris -Tours, además de sumar 11 participaciones en el Tour. Una anécdota de su relación con la grande Boucle es que fue su primer maillot “amarillo” aunque nunca lo llegó a ganar. Seguir leyendo

Antiguas entradas