Reconozco que me apasiona la historia del Tour de Francia, y que esos primeros años de quimera, de aventura, de riesgo me llaman como lo hacen las sirenas con los capitanes de navío en alta mar. Es una atracción de aquellas difíciles de salir, siempre hay un nuevo detalle, una nueva anécdota que, en color sepia, te ayuda a comprender mejor como era el ambiente y las carreteras por donde circulaban esos primeros “Forzados de la carretera“, como diría Maurice Genin (*).

Y es que, visto desde la perspectiva de más de cien años, la idea de pensar no solo en organizar un Tour que diera la vuelta a Francia, sino de imaginar también alguna de las carrera que se organizaron también en esos años de finales del siglo diecinueve, principios del veinte, es realmente impresionante.

Han pasado ya esos años cercanos a 1850, en que los velocípedos han comenzado a marcar el camino que habrán de seguir después las primeras bicicletas, cuando nace Pierre Giffard. Un hombre de buena familia que tardará aún varios años en interesarse en ellas y entrar apasionadamente en el mundo del periodismo y el ciclismo.  Hasta ese momento a penas se interesará por la transformación del velocípedo en bicicleta, gracias a la invención de los pedales, de la rueda libre y de la cadena, y poco consciente será de la organización de la primera carrera en ruta, el 7 de noviembre  de 1869 entre París y Rouen.

Pierre Giffard impulsor de los primeros años del periodismo deportivo y creador de la primeras pruebas ciclistas

Pierre Giffard

Hombre inquieto, se alista al ejercito con diecisiete años, donde escucha hablar a los oficiales sobre que “en la próxima guerra la bicicleta tendrá un rol muy importante“. Inicia estudios sobre derecho que abandonará pronto para ir a París donde se forma como periodista. Bien pronto dirigirá “Le Petit Journal” desde donde toma contacto directo con la bicicleta y crea en 1891 la Paris-Brest -Paris, esa icónica carrera, y después hará lo mismo con la Bordeaux-Paris.

No contento con eso en 1893 funda “Le Vélo“, un diario dedicado a la bicicleta, en el que además de ciclismo expone sus ideas sobre política y sociedad. Cosa que le acabará comportando muchos problemas.

En este momento entra en escena otro de los personajes cruciales de la mitología de los primeros años del Tour, Henri Desgrange. También de buena familia y en esos momentos secretario general de un club aristocrático y director de un velódromo.

Henri Desgrange, ciclista, periodista deportivo y fundador del Tour en 1903.

Henri Desgrange, ciclista, periodista deportivo y fundador del Tour en 1903.

En esos momentos a Degrange el ciclismo en ruta le importa más bien poco, llegando a manifestar “ ya vendrá el tiempo en que estas carreras estúpidas desaparecerán, en particular la Bordeaux-Paris, de Giffard. Las carreras en rutas estan predestinadas a terminar un día u otro para dejar espacio a las carreras en pista, donde el público puede estar cerca de los corredores“. Cómo cambiaran años después la cosas !!

1899 es el principio del fin para Pierre Giffard. Cuando dos importantes mecenas de Le Vélo, el Baron de Dion y Edmond Michelin, discrepan con Presidente de la República por motivos políticos, y no se les ocurre otra cosa que lanzarle tomates, por lo cual pasan quince días en prisión. A Giffard le falta tiempo para criticarles. A raíz de esto el Baron y Michelin, al que se suma Alphonse Clément, fabricante también de neumáticos y furioso por los precios de los anuncios que impone Giffard en su diario, deciden fundar un nuevo diario y nombrar a Desgrange director-redactor de “L’Auto-Vélo“.

La guerra está abierta entre Desgrange y Giffard. El primero aparta al segundo de la organización de la Paris-Brest-Paris y el segundo consigue que “L’Auto-Vélo” tenga que cambiar de nombre para pasar a ser “L’Auto“. Pero es el caso Dreyfus lo que acabará provocando que Giffard pierda el apoyo de todos los industriales del sector y Desgrange se quede con la organización de la Bordeaux-Paris. El 31 de julio de 1906 “Le Vélo” cierra sus puertas.

Pero un poco antes, en 1902, la competencia entre periódicos es feroz, más cuando se ha sumado uno nuevo, el “Sports“. Esto provocó que Desgrange, su colaborador más próximo Géo Lefèvre y su administrador Victor Goddet (padre del que será después patrón del Tour) tuvieran que estudiar fórmulas para salir adelante.

Y lo hicieron. El 19 de enero de 1903 “L’Auto” publicaba un comunicado en el que se informaba de “El Tour de France, la más grande prueba ciclista. Toulouse, Bordeaux, Nantes, Paris. 20.000 francos en premios. Salida el uno de junio y llegada el 5 de julio en París”

Permitidme que acabe aquí este post y que reserve para el próximo la crónica de lo que sucedió en el primer Tour, en 1903.

(*) Hoy no entraré en este tema, pero en un próximo post os hablaré de quien fue el creador de las famosa frase “los forzados de la ruta”. Quizás os sorprenderá.

Un saludo a tod@s

Más información:

Pierre Giffard ( en francés)

Henri Desgrange ( en francés) y en castellano

El caso Dreyfus

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com

¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 0 Average: 0]