Los ciclistas estamos siempre quejándonos de que si nos duele esto, nos duele aquello, uff que dolor !. El público en general destaca siempre en los profesionales el esfuerzo extremo, el sacrificio, el dolor, de nuevo! Qué es realmente el dolor, como puede clasificarse este y como nos afecta a nosotros.

¿Qué es el dolor?

Dolor y ciclismoSegún las definiciones del diccionario el dolor es:

  • Una percepción sensorial localizada y subjetiva que puede ser más o menos intensa, molesta o desagradable y que se siente en una parte del cuerpo; es el resultado de una excitación o estimulación de terminaciones nerviosas sensitivas especializadas.
  • Un sentimiento intenso de pena, tristeza o lástima que se experimenta por motivos emocionales o anímicos.

Una curiosidad sobre el dolor, que  nos sorprende cuando nos lo cuentan, es que el órgano que tiene el papel más importante en la gestión y control del dolor es el cerebro. Cuando nos damos un golpe, nos quemamos, o existe una inflamación los tejidos de la zona afectada sufren un daño y solicitan “ayuda” y la información se transmite al cerebro, vía el sistema nervioso, para que este valora y decida.

Tipos de dolor :

El dolor puede clasificarse según diferentes criterios, de forma no exhaustiva explico algunas de los diferentes tipos de dolor.

Dolor nocioceptivo :

Los nocioceptores son los responsables de captar y transmitir mediante el sistema nervioso las alteraciones que ha sufrido el cuerpo ( lesiones en los tejidos corporales como piel, músculos, cápsulas articulares y huesos) y, una vez la información llega al cerebro,es este quien procesa y valora que está pasando y se preparada para dar respuesta. La función del dolor en este caso es alertar al sistema nervioso sobre una situación que podría generar una lesión.

Este tipo de dolor, desencadenado por el sistema nervioso,  puede ser agudo o sordo, intermitente o ser constante, localizado o generalizado.

Dolor neuropático:

Este tipo de dolor surge de la actividad generada por en el sistema nocioceptivo sinuna adecuada estimulación de sus terminaciones sensitivas periféricas. 

Según el tiempo de duración podemos hablar de dolor agudo (presente en el dolor nocioceptivo y neuropático) y que se caracteriza por tener su origen en un trauma, cirugía, etc y  tiene una importante función de protección y para evitar la extensión de la lesión y de dolor crónico  que se define como aquel que se extiende más de 3 o 6 mese desde su aparición o más allá del período de curación de una lesión tisular, y puede ser nocioceptivo , neuropático o ambos , siendo un ejemplo del mismo una lumbalgia, osteoartritis, fibromialgia.

El dolor crónico no tiene, como el dolor agudo, una acción protectora del organismo y en su tratamiento se requiere de la combinación de diferentes enfoques, médico, psicológico, social.

Ciclismo y dolor

ciclismo y dolor

Foto: www.desmotivaciones.es

Y realizada este pequeño encuadre de lo que es el dolor centrémonos un poco más en como este está presente en el ciclismo.

Decía Eddy Merckx  ” Los ciclistas viven con dolor. Si no puede manejarlo no ganará nada.”

Creo que hables con quien hables que practique ciclismo, sea ocasional, cicloturista o profesional, te dirá que siempre tiene algún tipo de dolor. Dolores básicos asociados por ejemplo al sillín de la bicicleta. dolores debidos a malas posturas y/o malos ajustes de los diferentes de componentes de la bici, dolores musculares provocados por la exigencia de esfuerzos cortos y violentos o largos y agotadores, o dolores debido a la existencia de alguna enfermedad crónica y que se mantienen mientras se practica ciclismo. 

Veamoslos uno a uno y a ver que te parece, seguro que puedes añadir alguno más .

  • El dolor debido al sillín , afortunadamente es fácil de soluciona o mitigar, un buen sillín y/o horas encima de la bicicleta hasta que tus nalgas se acostumbren .
  • Más importantes y delicados son los dolores en tobillos, rodillas, caderas, zonas lumbar y cervical, hombros, codos y muñecas, que pueden aparecer en la práctica del ciclismo, sobretodo a medida que vas aumentado el número de sesiones y las horas encima de la bicicleta. Tendinitis, dolor articular, contracturas musculares o ligeras inflamaciones pueden ser un claro aviso de que algo no estamos haciendo bien y que seguramente nuestra posición sobre la bicicleta no es todo lo correcta como debería de ser. Una altura de sillín demasiado baja o alta, una potencia mal inclinada, corta o larga, obviamente una talla de bicicleta inadecuada, unas calas en las zapatillas mal orientadas, todo ello contribuye a que nuestras articulaciones y músculos trabajen repetidamente y durante muchas hora de forma incorrecta provocando dolor. Como hemos visto antes el dolor, en esta caso nocioceptivo, aparece para avisarnos y evitar que el mal vaya a más.

En este caso lo más prudente es hacer todo lo que esté en tus manos para que ergonómicamente tu posición sobre la bici sea lo más natural posible. Consultando la variada bibliografia que hay sobre como ajustar tu posición, con la ayuda de vídeos de Youtube o acudiendo a algún profesional para que te realice un estudio biomecánico.

  • El dolor muscular, principalmente de cuádriceps y gemelos, conocido por aquella frase que tanto usamos de “me duelen las piernas” . Este se presenta principalmente por la fatiga causada por la acumulación de ácido láctico. El esfuerzo intenso que exigimos a nuestras piernas cuando por ejemplo vamos en btt y tenemos que subir una rampa al 12% durante 500 metros que provoca ese dolor intenso, una quemazón elevada en los cuádriceps o bien el esfuerzo prolongado y constante en una larga salida o carrera en bicicleta de carretera en la que acabas consumiendo, o casi, tus reservas de glucógeno. Ese dolor que parece como si te estuvieran clavando agujas y que incluso tras el esfuerzo te provoca dolor al presionar el músculo.

Es curiosa la sensación de fatiga extrema en un día exigente y como al día siguiente al empezar a pedalear parece que no llegarás muy lejos y en cambio ese dolor va disminuyendo poco a poco.  La solución a este tipo de dolor es por un lado la prevención en la alimentación a lo largo de la salida, carbohidratos, geles, barritas, plátano, frutos secos, una buena recuperación post-esfuerzo y si es posible masaje para ayudar a eliminar el ácido láctico y fuerza mental para soportar el dolor mientras pedaleas.

  • Finalmente comentar ese dolor que  si sufres de algún tipo de lesión, por ejemplo una hernia discal, sientes de forma más o menos constante, crónica, durante la práctica de tu entreno o competición y  también en el día a día . Este tipo de dolor es, en mi opinión, el que cuesta más de sobrellevar, debido a su persistencia, a las limitaciones que te provoca y al desánimo que puede causarte.

Contra él no nos queda más solución que recurrir a un asesoramiento médico y ayudarnos de medicamentos o productos naturales, y también “entrenar” la mente para comprender y asumir ese dolor para mejorar nuestra calidad de vida.

Afortunadamente, existen muchas formas para tratar el dolor. El tratamiento varía dependiendo de la causa e intensidad del dolor. Los analgésicos, la acupuntura y los remedios naturales (plantas como el harpagofito, el sauce o las cataplasmas de arcilla, nos sorprenden), y algunas veces, la cirugía, pueden sernos de ayuda.

Me gustaría conocer tu opinión al respecto.

Un saludo!

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com

Más información

Dolor agudo y crónico. Clasificación del dolor y  Unidades de Dolor

Jacobo Parages autor de Lo que aprendí del dolor

Post en ciclismoylectura.com
ciclismo y dolor
Título
ciclismo y dolor
Descripción
En este post te hablo de ciclismo y dolor. Qué es el dolor, como clasificarlo, como está presente en la práctica del ciclismo
Autor
Publicado por
Ciclismoylectura
Logo
logo 220x180 - ciclismo y dolor
¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 1 Average: 5]