Hacía tiempo que viendo la portada de El Gregario, así como su título, pensé que me sería interesante leerlo. No solo para leer un nuevo libro sobre ciclismo y seguir aprendiendo, sino para profundizar en este aspecto concreto de este deporte, el trabajo del gregario.

Hay quien dice que el ciclismo es un deporte individual que se corre en equipo, y seguramente es una de esas “verdades verdaderas” más ciertas. En este deporte son tus piernas y tu cabeza las que te van a llevar o no al triunfo, a una buena actuación, pero es una evidencia que el equipo ayuda, arropa y protege mucho. Sino que se lo pregunten al bueno de Tom Dumoulin, que perdió la Vuelta de 2016 por no tener equipo y en el Giro de 2017 estuvo momento en riesgo de perderlo por el mismo motivo.

Pues bien, me interesaba saber más sobre cual es la función de un gregario, como vive las carreras, cuales son sus preocupaciones …

El protagonista. ¿Quién es Charly Wegelius?

Charly Wegelius es un ex-ciclista, nacido el año 1978 en Finlandia, criado en Gran Bretaña y “adoptado” desde el punto de vista ciclista por Italia. Un corredor que ya desde los primeros compases de su carrera vio que no seria de aquellos que están predestinados a ganar y si, en cambio, a ayudar a que otros lo hagan. Lo asume y acepta el papel de gregario convencido de que es el mejor lugar en el pelotón desde donde podrá llevar a cabo su gran sueño, ser profesional.

Charly Wegelius ciclista del Liquigas El Gregario

Charly Wegelius corriendo para el Liquigas 2005-2008

Charly es un personaje peculiar, que me ha hecho sufrir bastante debido a las muchas y variadas dificultades con que tiene que lidiar para llegar primero a profesional, y luego para mantenerse. Ya desde muy joven cuando atraviesa el canal de la Mancha para ir a correr a Francia, en el Vendée U, parece totalmente desubicado, compartiendo una casa mísera con otros ciclistas desconocidos, mayores que él, que lo observan con desconfianza no sea que les vaya a quitar su trabajo, con un salario bajísimo.

Todo un poema que empieza a forjar su carácter. Más tarde con su problemas debido a su característica genética de tener un nivel de hematocrito alto por defecto y la necesidad de tener siempre que estar vigilando continuamente no superar esa barrera del 50 que fijó la UCI para controlar la plaga de EPO.

El libro. El Gregario

Sin ser el libro autobiográfico que más me ha gustado, a mi entender no está a la altura de otros que he podido leer y comentaros como el de Hinault o el de Froome, es quizás por su estilo en primera persona más cercano, más humilde, pero literariamente no tan elaborado.

Charly Wegelius en 2013 ejerciendo como director técnico del Garmin

Charly Wegelius en 2013 ejerciendo como director técnico del Garmin

Como comentaba antes me ha hecho sufrir y eso se debe en parte a como Charly Wegelius explica sus vivencias, sus problemas por ejemplo con la selección inglesa, sus accidentes y lesiones, y en muchas ocasiones la angustia y el miedo de que pasará con él la próxima temporada. Atención a la frase ” Cuando llega el momento de renovar el contrato, lo que cuenta no son las excusas, sino el número de victorias, el número de días que has competido y tu rendimiento … no hay espacio para los días que se pierden tras una caída. A menudo la gente se maravilla de que los ciclistas sigan corriendo cuando han sufrido heridas horribles, y creen que son tipos duros. Pero la realidad es que no les queda otra opción…”

Te lo recomiendo por esta visión diferente que nos aporta del ciclismo, de la vida en el pelotón, y de la cara no tan bonita que podemos pensar que siempre acompaña a los ciclistas profesionales de World Tour.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com

¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 0 Average: 0]