Alberto ContadorEra el 22 de julio de 2011, en el Tour de Francia, y en su etapa más corta, 109,5 km con el Telégraphe , el Galibier y el Alpe d’Huez como final a 1850 metros de altitud.
Una jornada a la que llegaba descolgado, en la lucha por el triunfo, Alberto Contador y en la que la batalla por la general de Andy Schleck, su hermano Frank y Cadel Evans podía quedar sentenciada. Todo esto sin olvidar que al inicio del día el líder y maillot amarillo era Thomas Voeckler y que Samuel Sánchez acabará dando también todo un recital.
A 12,5 km de la cima se inicia uno de aquellos ataques que hacen del ciclismo el deporte que es y que hacen afición. Alberto salta del grupo y marca un ritmo trepidante y rompedor con el objetivo, claro está, de ganar esa etapa y dejar su sello en ese puerto mítico, el Alpe d’Huez.
En un principio parece que Andy, Frank y Evans van a seguir su rueda pero pronto se ve que no, que eso no será así por que su guerra es otra.
A 9,4 km Alberto sigue marcando un buen ritmo, le sigue a 15 segundos Pierre Rolland y tras ellos el grupo de Andy, Frank, Evans y Samuel.

A poco más de 8 km se mantienen los 15 segundos entre Contador y Rolland y Samuel, a 44 seg, consigue despegarse del grupo de líderes de la general.
Un kilometro más tarde, a 7,2 km Samuel atrapa a Rolland quien se engancha a su rueda sin dar relevo.
Pasada la barrera psicológica de los 5 km, Alberto sigue apretando y mantiene a 22 segundos a Samuel y Rolland y a 1’05 al grupo de los Schleck. A estas alturas ya se ha producido un cambio virtual de líder en la general, con Voecker a 2’53”.
En el tramo final, ya a 3 km, el esfuerzo empieza a pasar factura a Contador. Sus dos perseguidores inmediatos están a 14′, con Samuel reclamando a Roland que le de de una vez un relevo.
Y llega la captura, a 2,5 km del final, de Alberto.
Le han dado caza y empiezan unos quinientos metros en los que Rolland tira, Alberto lo sigue, zigzagueando ambos, hasta que a dos kilómetros el francés da el hachazo definitivo y se escapa. En el grupo de la general Evans ataca y se inicia un período de lucha codo con codo con Andy.
A 1,5 km Rolland casi ya lo tiene, ha puesto de por medio 12 segundos que parecen ya insalvables.
Y el último kilómetro lo confirma, Samuel pasa a Alberto, que parece decirle discretamente que no puede ayudarlo, y Rolland pasa la línea de meta a 14” de Samuel y a unos 18 de Contador.
Una jornada épica, de las de ciclismo de alta montaña de verdad, en la que se vio cómo es de importante saber regular las fuerzas y atacar cuando mejor conviene.
Buen ciclismo que te cuento .

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com/blog

¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 1 Average: 5]