El Tour ya está en marcha, ya se han recorrido los primeros kilómetros de la carrera ciclista que marca la temporada, ya ha comenzado el mayor espectáculo de las dos ruedas.

La comparativa

El Tour de 2016 no es, ni de lejos, el Tour de 1903 , ni el de los años treinta, cincuenta u ochenta.

octave lapize

Octave Lapize

No es lógicamente el Tour de los primeros aventureros, de Maurice Garin, de Troussiere, de Petit-Breton, o de Octave Lapize.  No es el Tour de descubrir montañas “vírgenes” como el Tourmalet, de tener cuidado con los osos, de subir por pistas de tierra o el de gritar tras 350 km “Asesinos”! ¿Era ese Tour mejor que el actual? , pues no se, seguramente en unas cosa mejor y en otras no.

Los locos años 20

En los años veinte, Philippe Thijs gana su tercer Tour y Ottavio Bottecchia es el primer italiano en ganar, no solo una si no dos veces seguidas el Tour. Los años treinta fueron el momento de André Leducq, de quien hablaré en breve en este blog, de Antonin Magne, o de un Gino Bartali que en el 38 ganaba su primer Tour, solo un año antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

 

La Gran Guerra impidió que entre 1940 y 1946 se disputara ninguna edición  pero fue la puerta de entrada de  una década, la de los 50 , en la veríamos el primer triplete consecutivo con Louison Bobet (1953-55) y también la primera victoria de un español, Federico Martin Bahamontes, en el 59.

Federico Martín Bahamontes

Federico Martín Bahamontes

Los 60 y los 70

Las décadas de los 6o y de los 70 son las de los grandes dominadores, ciclistas totales que consiguieron monopolizar las victorias, Anquetil, el primero que se llevó cuatro ediciones consecutivas (1961-64) y Merck, el primero en ser capaz de ganar cinco veces la prueba. Su reinado solo fue roto por Luis Ocaña, segundo español en llevarse un Tour para casa en el 73.

Finales de los 70  fue también el inicio del ciclo Hinault, que a caballo con los 80 se llevo cinco Tours y junto con Laurent Fignon dominaron el primer lustro de los 80.  El período 1985-1990 queda gravado en nuestra memoria por tres hechos, los tres triunfos de Greg LeMond, la dolorosa derrota de Fignon por 7 segundos y la victoria de Perico Delgado.

El decenio de los noventa es el de la dominación con mano de hierro de Miguel indurain, cinco tours consecutivos entre 1991 y 1995,  y lamentablemente el del inicio de la etapa más oscura del ciclismo, primero con Bjarne Riis, Jan Ulrich, el malogrado Marco Pantani y el gran tramposo Louis Amstrong.

Ya en el siglo XXI Óscar Pereiro, Carlos Sastre y Alberto Contador, en dos ocasiones, traen para España cuatro Tours consecutivo (2006-2009).

Y en la década en que estamos, ¿qué?. Pues no hay de momento un dominador claro, Froom se ha impuesto en dos ocasiones y el resto  distintos correredores.

¿Qué representa el Tour actualmente?

La mejor de las pruebas, sin duda, sin desmerecer en absoluto ni al Giro ni a la Vuelta naturalmente, el Tour es por sus dimensiones, repercusión, es la prueba reina.

Algunos datos:

  • El Tour se televisa en más de 190 países y reúne de media cada año a 3.500 millones de telespectadores. Casi 12 millones de espectadores se desplazan para ver pasar al pelotón.
  • Genera un volumen de ventas de casi 150 millones de euros.
  • Aporta una enorme notoriedad a aquellos municipios de dónde sale, previo pago de uns 100.000€ , y a dónde llega, y que representan unos 60.000€.
  • Participar en la gran caravana publicitaria cuesta  unos 37.000 euros, por cuatro coches y además el importo de los artículos que reparten.
  • El paso del Tour por Catalunya en 2009 supuso el desembolso de un millón de euros entre los Ayuntamientos de Barcelona y Girona, y la Generalitat de Catalunya. Sin embargo, el impacto económico para ambas ciudades y la región lo superó con distancia.  (más información)

Enlaces

El Tour un negocio sobre ruedas

¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 0 Average: 0]