Las mujeres en el ciclismo

Las mujeres en el ciclismo. Las mujeres en el ciclismo. Situémonos a finales del siglo XIX.  Acabándose la década de 1880 el ciclista empieza a abandonar los antiguos biciclos en favor de las denominadas “bicicletas seguras”. Se acabaron aquellos peligrosos artilugios de tracción delantera, bienvenida bicicleta!

Es este un momento de gran cambio, un paso adelante en tecnología, comodidad y seguridad para aquellos sufridos usuarios, y también un momento en el que el radio de acción de los individuos crecía. La bicicleta supuso ampliar notablemente las distancias que hasta entonces se hacían a pie, con lo cual la sensación de libertad de vio incrementada.

Y si de todos estos cambios se benefició el hombre , ¿qué represento para la mujer?.  No olvidemos el contexto social y el grado de libertades del sexo femenino en esos momentos, que en muchos aspectos me recuerda desgraciadamente a actuales situaciones en algunos países.

¿Qué representó para la mujer?

Ser autosuficiente e ir donde quisieras y cuando quisieras representaron un símbolo de libertad y de emancipación, como dijo Susan Brownell , una estadounidense y líder feminista, “La bicicleta hizo más por emancipar a la mujer que cualquier otra cosa en el mundo. Le da a la mujer la sensación de libertad y seguridad en sí misma”.

Representó una revolución en el vestir de la mujer. La bicicleta ayudó a que esta se liberase progresivamente de los vestidos largos y corsés, incómodos para pedalear, en favor de ropa más cómoda. Aparecieron los bloomer, una especie de pantalones bombachos que permitían moverse con más facilidad.

Las mujeres en el ciclismo

¿Y fue todo un camino de rosas?

De igual forma que la mujer tuvo que luchar por el derecho al voto, también lo tuvo que hacer para imponer su voluntad de montar en bici y definir y ampliar su espacio vital. Cosa que no fue ni fácil ni instantánea.

El sexo masculino no puso demasiadas facilidades al respecto, y algunos de los argumentos en contra que se usaron se basaron en dictámenes médicos, tan curiosos como:

  • la enfermedad de la “cara de bicicleta”. Esta se caracterizaba por un “rostro normalmente enrojecido, pero a veces pálido, a menudo con labios más o menos demacrados, un comienzo de ojeras oscuras y una expresión cansada”.  Afectaba a hombres y mujeres pero a estas últimas en mayor medida. Sobre este punto la profesión médica no tenía del todo claro si los efectos perniciosos del uso de esta terrible máquina eran temporales, desapareciendo tras su uso, o lamentablemente permanentes.
  • Debido a su uso podían aparecer también cansancio, insomnio, e incluso cosas más graves como una depresión o la tuberculosis.
  • Y atención, incluso alertaban sobre un posible incremento de la libido.

Afortunadamente, la sociedad en general y los doctores catastrofistas avanzaron con la llegada del s. XX y lentamente pero sin pausa se fue ganado terreno.

¿Y ahora qué?, ya todas las mujeres pueden hacer lo quieran, ¿verdad?

Pues no, lamentablemente no. Hay países donde la mujer no puede usar la bicicleta libremente, a su gusto y antojo, sin miedo de represalias. En otro post que publiqué sobre la revista Volata os hacía mención de los problemas de la selección de ciclismo femenino en Afganistán. Allí, práctica deportiva de la mujer y el uso de la bicicleta, no están bien vistos y lógicamente los peligros a los que se exponen no son pequeños.

Otros artículos interesantes

Las mujeres ciclistas lideran una revolución , de Qué grande ser ciclista.

Cara bici. La enfermedad ficticia.

Un saludo a tod@s

Xavier Obis

Me apasiona el ciclismo, la lectura ¡ porqué no unirlo todo !

Colaborador en www.lescosesbones.com/blog

Post en ciclismoylectura.com
Las mujeres en el ciclismo
Título
Las mujeres en el ciclismo
Descripción
Artículo sobre las mujeres en el ciclismo, sus inicios, sus problemas, dificultades y las mentiras que se dijeron para disuadirlas.
Autor
Publicado por
Cicilismoylectura
Logo
logo - Las mujeres en el ciclismo
¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 2 Average: 4.5]

4 comentarios

  1. Montserrat Torres Gonzalez

    30 Junio, 2016 at 20:33

    Me apasiona el ciclismo femenino, fuy ciclista desde 1973 a 1982, por eso soy una seguidora de este precioso deporte, felicidades por tu escrito

A %d blogueros les gusta esto: