Laurent. Libro de Valèrie Fignon

Laurent. Libro de Valèrie Fignon

Este libro es una historia de amor. Así comienza el libro Valèrie Fignon.

Descubrí este libro un día por casualidad. Viendo un programa de televisión francés se entrevistaba a la esposa de Laurent Fignon, que presentaba un libro sobre su marido.

Habiendo acabado recientemente su biografía, de la que ya hablé en otro post, me pareció interesante conocer al Fignon más íntimo, no al campeón si no a la persona.

El libro.

Desconozco si a día de hoy ha sido traducido al castellano o si hay previsión de ello. Lo leí en la versión original en francés.

La autora nos cuenta su relación con Fignon, cómo se conocieron, cómo era él y especialmente cómo fue su relación con el cáncer.

Este último es el tema en torno al cuál gira la historia. Pero para no caer en lo que podría ser una vivencia excesivamente subjetiva, cargada de emoción e imparcialidad la narración incluye en determinados momentos la explicación que aporta un médico (Michel Cymes), que explica desde la racionalidad lo que antes ha contado Valèrie desde la vivencia.

El libro es en gran medida una profunda crítica a determinada forma de actuar de los médicos en concreto y del sistema de salud pública francesa. La frialdad, la desconsideración, la poca humanidad que demuestran algunos profesionales a lo largo de los 15 meses de enfermedad son objeto de reflexión que expone y lamenta la autora.

Detalles.

  • ¿Cómo conoce Fignon que sufre cáncer? Fignon y su esposa están de viaje, él conduce y están a la espera de la llamada del médico que le realizo la punción al ganglio anómalo.

Suena el teléfono y en una conversación de menos de dos minutos el médico le comunica que le han encontrado células cancerosas, una metástasis. Punto final.

Quizás, cómo dice el Dr Cymes “ A los médicos no se les enseña a anunciar lo peor”.

  • ¿Cómo le confirman la enfermedad? En busca de la segunda opinión médica, y por la recomendación de Lance Amstrong, viajan a Estados Unidos. Primera lección: No money, no doctor. Segunda lección: el dinero tampoco garantiza las buenas formas en comunicar las noticias.

El gran especialista les anuncia el diagnóstico, adenocarcinoma, de acuerdo coincide con lo dictaminado por los médicos franceses así como el tratamiento. No hay esperanza de ningún tratamiento experimental. Ella pregunta, doctor, ¿en que fase está la enfermedad? , – Cuatro , dice él, y ¿cuantos niveles hay?, pregunta ella, – Cuatro. Fignon lo ha entendido perfectamente, aunque la conversación es en inglés.

La despedida por parte del médico es la siguiente , dos palabras “Good luck”, buena suerte. Afortunadamente Fignon no lo ha oído.

  • El “Gran doctor”. Dos meses antes del fatal desenlace, estando en compañía de unos amigos entre los cuales se encuentra uno que le había recomendado la visita al Gran Doctor, termino con que la esposa de Fignon cita a un super especialista, Fignon le cuenta a este el trato dispensado por el médico (el cual ni se había leído el historial del paciente).

Quizás, cómo dice el Dr Cymes “ lo más fácil es decirle buena suerte en una lengua que no es la del interlocutor a la esposa de un paciente que no volverás a ver.

Naturalmente no todo es crítica, también destaca el buen trabajo de aquellos otros doctores , doctoras, enfermeras y enfermeros que tuvieron una actitud profesional.

Mi opinión.

Es un libro escrito sin demasiada retórica ni complicaciones literarias. Un libro escrito desde el corazón y que nos cuenta el lado más humano de Laurent Fignon y sus vivencias y las de su mujer a lo largo de la enfermedad. Os lo recomiendo.

Para saber más.

Laurent Fignon

Asociación española contra el cáncer

Xavier Obis

 Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Colaborador en www.lescosesbones.com/blog

¿Cuánto te ha gustado?
[Total: 1 Average: 5]