Las duchas de Roubaix

Aproximadamente en el kilómetro veinte, o quizás en el treinta,  de este pasado domingo, todavía en el llano y casi recién iniciada la correspondiente salida por carretera con los compañeros del club del Papiol, un compañero, que sabe de mi pasión por los detalles del ciclismo, me preguntó  ” ¿tu sabes cómo son las duchas de Roubaix?. Ni idea le respondí,  qué tienen de especial.  Me miró y me dijo, “busca, busca en internet, que vale la pena“.

Y así lo hice . Seguir leyendo

Indurain

portada del libro Indurain la historia definitiva del mejor corredor del Tour de Francia de Alasdair Fotheringham Alasdir Fotheringham ha escrito la que, a día de hoy, es la última biografía publicada sobre Indurain.

Su título, Indurain, la historia definitiva del mejor corredor del Tour de Francia nos apunta definitivamente hacia lo que encontraremos en el libro. Un repaso detallado, pero sin hacerse pesado, de la evolución como ciclista del penta campeón del Tour, de sus primeros años como amateur, de su paso a profesionales, de sus grandes triunfos y del final.

Fotheringham no cae en la adulación del ciclista navarro. Afortunadamente mantiene siempre una equidistancia entre la crítica feroz y la alabanza dulzona, narrando los hechos desde la imparcialidad, e intentando usar las muchas opiniones de corredores de su tiempo, de sus directores de equipo, de sus rivales.

En mi opinión el autor consigue brillantemente hacernos llegar una imagen muy ajustada a la personalidad de Indurain, nos ayuda a conocer el porqué de su forma de correr, su forma de comunicarse, muy limitada en palabras con el resto del equipo, su humanidad.

Cuenta el autor por ejemplo, gracias a las palabras de Perico Delgado, como veía este al que estaba llamado a ser su relevo generacional y cómo se llevó a cabo el mismo. Delgado destaca la entrega de Indurain cuando tuvo que ser gregario y la gran clase cuando fue el líder del equipo.

Cuenta también el libro la relación de Indurain con los que fueron sus directores, Echevarri y Unzué. Y hace esto a las verdes y a las maduras, en la etapa de triunfos aplastantes y en el final acelerado y triste. Este ha sido quizás el apartado del libro que  más me ha llamado la atención y más información me ha aportado personalmente.

Como muestra de lo que os comentaba antes sobre el estilo tranquilo y descriptivo del autor pongo como ejemplo la pregunta que de un modo u otro se formula y que, de hecho se medio responde en el título Indurain, …. el mejor corredor del Tour.  ¿Es Indurain el mejor ciclista de todos los tiempos o sólo lo es del Tour? .

La respuesta queda abierta, el debate que genera puede ser grande e intenso, y seguramente no tendrá una conclusión unánime entre la afición.

En este post, que publiqué anteriormente, hablaba sobre este apasionante tema (Léelo aquí)

Un libro que creo que os puedo recomendar tranquilamente, sabiendo que os gustará.

Información sobre el autor 

Un abrazo ciclista.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Historias del Tour

Historias del Tour. Jean-Paul Brouchon Raconte les merveilleuses histoires du Tour de France 1903 – 2003

Así se llama el libro de Jean-Paul Brouchon en que nos cuenta algunas de las más increíbles anécdotas de la gran Vuelta al país Galo. Brouchon es un periodista experimentado, con 37 “participaciones” en la prueba y distinguido con el premio Henri Desgranges en 1990 y el Pierre Chany en 1992.

Historias del Tour. Jean-Paul Brouchon Raconte les merveilleuses histoires du Tour de France 1903 – 2003Un libro del cual desconozco si tiene traducción al castellano y que fue publicado en 2003, año del centenario del Tour, por la editorial Editions Jacob-Duvernet.

El repaso por la historia de la Grande Boucle nos trae a la memoria historias y personajes clásicos y a la vez míticos. Relatos de grandes ciclistas, Petit-Breton,  Eugène Christophe,  los hermanos Pélissier, Bartali, Coppi, Bobet, Ocaña, Poulidor, Hinault, Indurain, interesantes explicaciones sobre el nacimiento de la prueba y su renacimiento, y algunas reflexiones sobre el tema del dopaje.

Cuando empiezas alguno de estos libros, abundantes en la literatura sobre ciclismo, sobre anécdotas el miedo es el de leer y releer siempre lo mismo. Brouchon nos aporta, supongo que por la dilatada experiencia cubriendo el Tour desde diferentes ángulos, detalles y datos que no son comunes en la mayoría de libros. Seguir leyendo

Puy Dôme y sus secretos

La ascensión al Puy Dôme en el Tour de 1964 es recordada por la enconada lucha entre Raymond Poulidor y Jacques Anquetil. Una etapa con final en lo alto de este antiguo volcán, a 1415 metros, al que se llega tras once kilómetros, de  los cuales los cinco últimos tienen una pendiente del 13%.

El puerto del Puy Dôme arranca con Julio Jimenez y Federico Bahamontes, que en esos momentos no son candidatos a la victoria, en cabeza. Pero quienes darán ese día el espectáculo ante los 75.000 espectadores que llenan la carretera será Poulidor y Anquetil. Estos dos, codo con codo, no logran distanciarse entre ellos ni media rueda y a pesar de los gritos de ánimo del público, de Geminiani de un lado y de Magne del otro, aún puede oírse el asfixiante respirar de uno y otro corredores. Seguir leyendo

Que el Tour es un icono para Francia es más que evidente. Forma parte de su ADN y lo usan fantásticamente en su afirmación como país y en la promoción turística de los diferentes Departamentos por donde pasa.

Prueba de su fortaleza es que ha superado dos guerras mundiales, largas y duras, muy duras, que podrían haberlo enterrado definitivamente.

Pero no fue así, afortunadamente en ambos casos supieron sobreponerse al desastre y unir fuerzas para seguir adelante.

La guerra

El año 1939 representa el inicio del conflicto bélico cuando la Alemania nazi ataca primero a Polonia, en septiembre de ese año, y ocho meses después, en mayo inicia su ataque contra Bélgica, Holanda y Francia . En junio de 1940 París es ocupado, el gobierno de Vichy decide colaborar con el invasor y firma un armisticio con Alemania. A resultas de eso Francia queda partida en dos, mediante una línea que no puede franquearse sin autorización del ocupante. El Tour peligra. Seguir leyendo

« Siguientes entradas