Vagabundos en bici

Portada Vagabundo una vuelta al mundo en bici

Tenia ya ganas de leer un libro que me explicara, de primera mano, qué es y cómo hacer una vuelta al mundo en bicicleta.  Es una de esas ensoñaciones que a lo largo de la vida te pasan por la cabeza y que, en el mejor de los casos, acaban en una salida de fin de semana a no más de 300 km de casa. Puro ciclismo aventura.

Felizmente el día del Padre mi mujer me regaló “Vagabundo, una vuelta al mundo en bici”, no se si esto lo hizo porque me ve feliz cuando leo o voy en bici, o si es una indirecta para ver si me animo y desaparezco durante quince meses como hizo el protagonista, Xavi Narro, en su novela “Vagabundo, una vuelta al mundo en bici“.

Vagabundo, una vuelta al mundo en bici

Es una obra de más de 300 páginas, en su versión papel, con lo que tiene que tener un buen ritmo y ser interesante para que el lector no la abandone a mitad de trayecto. Y ciertamente lo es. No es fácil mantener a lo largo de tantas páginas, que no olvidemos representan aproximadamente 450 días de ruta, la atención del lector.

Xavi Narro nos cuenta el porqué de esta aventura, sus dudas, su realidad, y el cómo se va gestando la aventura. En primer lugar nos relata su salida de Barcelona, acompañado de algunos amigos, y sus primeros días, que luego darán paso a otros, y otros, y otros, hasta cerrar el círculo.  Xavi no es, contrariamente a lo que puedas pensar, un ciclista habitual, super preparado y que vive por y para la bicicleta. Según cuenta, de entreno pre aventura, poco o nada.  Pero tampoco es un principiante en las rutas ya que como bien explica, anteriormente a esta aventura,  había hecho sus pinitos.

Ciclismo aventura

40.000 kilómetros recorriendo Europa. Asia, Australia, América, de sur a norte, y África, Marruecos concretamente, dan para muchas anécdotas. En sus días en solitario y en sus días de pedaleo, acompañado de otros ciclistas que conoce en el camino, siempre mantiene la moral alta (al menos no dice lo contrario) y mantiene un espíritu positivo en todo momento. Supongo que la compañía y los encuentros cada cierto número de meses, con su querida novia lo mantienen “vivo” y ayudan a dar una pedalada tras otra.

A las personas que deciden emprender este tipo de aventuras personalmente les tengo un gran respeto. En primer lugar por la toma de la decisión propiamente y en segundo lugar por la fuerza física, y sobre todo mental, que debe de representar solo y ante situaciones desconocidas en lugares inhóspitos.

A veces en mis salidas largas pienso, cuando hay viento de cara, o llueve, o hace frío , que haría si estuviera en una de este tipo de aventura. Qué tendría que llevar en las alforjas, cómo solucionar los problemas mecánicos que pasaran sin duda, el hambre y la sed, el dinero, ufff un montón de cosas básicas que a priori me agobian mucho.

Un saludo ciclista.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

Asfaltado moderno

El pasado sábado, día en que salí solo con mi bicicleta de carretera, tuve tiempo para pensar. Seria por que iba sin el habitual compañero que no deja de hablarte  o por que  tenía uno de aquellos momentos en que te vienen pensamientos y más pensamientos, de todo tipo, mientras van pasando los kilómetros en el llano.

No se porqué será pero en las subidas no tengo tanta ocasión de pensar y debatir conmigo mismo 🙂 . Solo puedo  concentrarme en lo que está por venir, en la respiración y en el lento sube y baja de mis pies. ¿A ti te pasa lo mismo?.

Pues bien, pensando, pensando, fui dándome cuenta de un hecho del que me había percatado ya anteriormente pero al que, por lo que sea, no le había dado tanta importancia, el tema del asfaltado moderno. Seguir leyendo

Alberto Contador Tres sueños cumplidos

portada del libro Alberto Contador Tres sueños cumplidos

Alberto Contador Tres sueños cumplidos

Hacía ya tiempo que deseaba acercarme a la persona de Alberto Contador, aunque tenía que respetar uno de los principios que me auto impongo, no leer biografías de corredores en activo. Por ese motivo tuve que esperar a su retirada para poder leer el libro que Juanma Muraday hace de él en Alberto Contador Tres sueños cumplidos.

Una vez concluida la Vuelta a España de 2017 podía empezar a saber más de un ciclista al que he podido seguir en vivo a lo largo de su carrera. 

La obra se estructura en capítulos agradables de leer por su longitud y redacción. A lo largo de estos capítulos el autor nos va contando los principales aspectos del Alberto Contador persona y del Alberto Contador ciclista. 

Por ejemplo, del Alberto Contador persona sabemos del grave problema que sufrió en 2004 a consecuencia de un cavernoma cerebral congénito, conocemos los aspectos más destacados de su personalidad basada en una fuerte autoconfianza en si mismo o de la voluntad, una vez retirado, de colaborar en la difusión de esta problemática y de seguir ligado a su deporte mediante la Fundación Contador. Seguir leyendo

Pequeñas historias del Tour

Pequeñas historias del Tour

Portada del libro pequeñas historias del Tour

Repasando un día tuits referentes a la temática ciclista  encontré el nombre de una editorial, Éditions Chistera, que publica libros sobre deporte. Visité su página web   y encontré dos obras que me resultaron interesantes, la primera Petites histoires de la Grande Boucle (Pequeñas historias del Tour) y la segundo Le Cyclisme théorique et pratique 1893 (El ciclismo teórico y práctico 1893).

Hoy me centraré en la primera Petites histoires de la Grande Boucle (Pequeñas historias del Tour).  Este es un libro que cuando lo recibí pensé en cómo iba este a sorprenderme,   con sus  144 páginas, muy blancas y con la letra pequeña y su reducido tamaño, 115 x 190 mm, pequeñito, pequeñito.

Estructurado en 34 capítulos, de entre 3 y 5 páginas en cada uno de ellos, se centra en su mayoría en los años que van de 1903 a 1935 , con un total de 20 capítulos, dejando el resto para centrarse en los años de 1938 a 1998.  En algunos post que he escrito anteriormente he tomado como base alguno de los hechos que son narrados en libro, los clavos del TourVeneno en el Tour , y más recientemente Trampas en el control de firmas son buenos ejemplos de como el autor nos da detalles de anédotas que usualmente no se cuentan en otros libros de la misma orientación.

Además de los capítulos dedicados al “ciclismo antiguo” también encontramos otros que nos van acercando progresivamente a nuestros tiempos. Personajes y relatos míticos sobre Laurent Fignon,  Bartali, nos permiten descubrir un poquito más detalles poco conocidos sobre ciclismo y también recordar otros más populares.

Con un estilo literario ágil y muy agradable se hace muy ameno y divertido. Ha sido un placer leerlo.

Más información : Les petites histories de la Grande Boucle  Jean Damien Lesay. Editions Chistera

Un saludo ciclista.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

 

Trampas en el control de firmas

Actualmente en las Brevets que se organizan, y que afortunadamente mantienen ese espíritu no competitivo que las cicloturistas parece que han perdido, el sistema de control de paso a que están sometidos los participantes es el de sellar su carné en los diferentes puntos de verificación.

Aparentemente el sistema parece ideal para el número y ritmo de los ciclistas que van pasando por los puntos de control, no en grandes grupos sino de forma dispersa, gota a gota, a lo largo de varias horas.

Pues ahora vayamos al pasado, a más de 100 años, para situarnos en los primeros Tour de Francia. Concretamente , vayamos a 1905, a la tercera edición de un joven Tour que partía de París con 60 corredores. Curiosamente, para evitar trampas, en forma de subirse a un tren o un coche, se estableció un sistema parecido al de las Brevets y en el que los ciclistas debían de parar, firmar en la correspondiente casilla con su nombre y volver a partir.

Louis Trousselier ganador Tour 1905

Louis Trousselier

A priori, ¿le ves algún problema para que Louis Trousselier, René Pottier, Hippolyte Aucouturier o Lucien Petit-Breton, entre otros, dejaran su firma en el control? Yo también creía que no.

Aún sabiendo que en este caso se trataba de una carrera profesional, en la que tiempo o posición eran importantes, y podían haber empujones o codazos si llegaban en un grupo suficientemente grande para colapsar el control, no pensaba en que los participantes pudieran hacer alguna triquiñuela que  permitiera ganar tiempo. Pero me equivocaba, llamadme ingenuo si queréis, pero no fui capaz de imaginar ninguna de las dos “técnicas” para perjudicar al o a los que te seguían en la cola que acabaron usando.

 

 

Veamos cuales eran las dos “técnicas” para ganar tiempo.

Una de ellas era romper la pluma con la que habían firmado.  De esta forma el que seguía tenia que empezar a buscar una nueva para poder hacerlo. Según dicen Louis Trousselier era conocido por esa peculiar habilidad en romper plumas.

Huella dactilar, un sistema con el que era más difícil hacer trampas en el control de firmas del TourPero,  “hecha la Ley, hecha la trampa” , o mejor dicho ” hecha la trampa, busquemos soluciones”. Y la solución que algunos idearon fue la de firmar con el dedo, dejando así su huella dactilar en la hoja de control. Única e  irrepetible. Perfecto tema solucionado. Pero no, entonces inventaron una nueva  manera de complicarle el tema a los jueces .

Esta segunda opción era derramar “involuntariamente” el tintero sobre las hojas de firma que debían de usar los que venían detrás.

Menuda pandilla, ¿no?

Parece ser que al final la solución que adoptaron algunos participante fue la de la llevar un lápiz colgado del cuello, y ser así autónomos del todo.

 

Más información : Les petites histories de la Grande Boucle  Jean Damien Lesay. Editions Chistera

Otros tipos de trampas : los clavos  o el veneno .

Un saludo ciclista.

Xavier Obis

Psicólogo, community manager, ciclista aficionado…

¡Me apasiona el ciclismo, la lectura, porqué no unirlo todo!

« Siguientes entradas